Inglaterra: La sombrería más antigua del mundo


Hubo una vez en que Lock & Co. Hatters recibió una postal del otro lado del mundo. La dirección rezaba: «A la mejor sombrerería del mundo, Londres». En cuanto a sombreros, Lock & Co. tiene una reputación que mantener. Andrew Baselgia, de 62 años, lleva trabajando en la sombrerería más antigua del mundo 16 años: «Trabajar aquí es un privilegio».

El edificio, situado en 6 St. James’s Street desprende nostalgia. Aunque a lo largo de toda la calle encontrará centenarios comercios, el más antiguo es Lock & Co. Hatters. La tienda comenzó su andadura en la venta de sombreros en St. James’s Street en 1676 y en 1765 se trasladó a su ubicación actual. En el año 2000, Baselgia comenzó a trabajar aquí: «Siempre he sentido una gran pasión por los sombreros, y un día me di cuenta de que quería dedicarme a ello a tiempo completo. Me incorporé a Lock & Co. en 2000 y ha sido la mejor decisión de mi vida».

Lock & Co. Hatters cuenta con más de 200 estilos diferentes de sombreros© Lock & Co. Hatters

El sombrero de Churchill
Lo que más le gusta a Baselgia de su trabajo es el contacto con el cliente y el reto de encontrar el sombrero que mejor se ajuste a él: «No hay dos clientes iguales, y me encanta interactuar con personas de diferentes procedencias». Aquí encontrará una colección de unos 200 estilos diferentes de sombreros. «Tenemos una gran gama de clásicos, como el Sandown (el sombrero de Sean Connery en «Desde Rusia con amor») o el Homburg, el favorito de Sir Winston Churchill».

Su clave es la fabricación artesana. Baselgia maneja los sombreros con una maestría y cuidado expertos. No solo vende sombreros, también los restaura y repara a través, por ejemplo, de vapor: «La aplicación de cortos toques de vapor a un sombrero de piel permite moldearlo mejor y cepillarlo para eliminar el cabello y cualquier mota de polvo o suciedad».

Baselgia maneja los sombreros con maestría y cuidados expertos© Lock & Co. Hatters

Pedidos desde el Lejano Oriente
Hubo una época en la que todo el mundo llevaba sombrero, pero los tiempos han cambiado. Sin embargo, Lock & Co. sigue atrayendo a clientes de todos los extractos de la sociedad y de todos los lugares del mundo. «Seguimos contando con nuestros clientes fieles, pero hemos notado que se ha incrementado el número de clientes jóvenes, seguidores de la moda». La página web, lanzada recientemente, ha contribuido en gran parte. «Tenemos muchos pedidos de sombreros de caballeros del Lejano Oriente, especialmente de Japón».

El edificio en 6 St. James’s Street desprende nostalgia© Lock & Co. Hatters

Secretos bien guardados
El elegante edificio de St. James’s Street ha acogido a numerosas personalidades. En 1800, el almirante Lord Nelson se fabricaba aquí los sombreros, y en 1952 Charlie Chaplin solicitó su famoso bombín: «Tenemos un gran número de historias, pero no podemos compartirlas». ¿Ninguna? «Bueno, una sí… Un descendiente directo del almirante Lord Nelson sigue adquiriendo sus sombreros en Lock & Co., manteniendo así viva la tradición».

Categorías:InicioEtiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: