Los cinco rincones más románticos de Europa


Casi cualquier ciudad es romántica si se viaja con la persona adecuada. Pero puestos a elegir, algunas destacan sobre otras. Hay ciudades que sobresalen por su romanticismo, como Venecia o París.

El balcón de Julieta en Verona

balcon-julieta-en-verona

Verona es por excelencia la ciudad de los enamorados, y aunque no la conociera, inspiró a Shakespeare su inmortal drama Romeo y Julieta. Según el escritor la casa de su heroína estaba cerca de la Piazza Erbe, en el número 27 de la Vía Cappello, desde donde Julieta escuchaba los bonitos versos que Romeo le dedicaba, y ella se decidió a invitarle a subir en la famosa escena donde le lanzaba su larga cola para que escalara hasta el altísimo balcón. Hoy cientos de miles de turistas viajan hasta allí para recorrer la casa de los Capuleto y sumar mensajes de amor a los cientos que ya se han dejado en el balcón de Julieta o visitar su tumba en el monasterio San Francesco al Corso, o la casa de Romeo. Una de las últimas novedades en la ciudad es la posibilidad de casarse en el mismísimo balcón de Julieta, con tus invitados instalados en el patio.

El puente de Carlos en Praga

El puente de Carlos en Praga

Parece difícil encontrar un rincón romántico en el monumento más visitado de Praga, pero hay que saber encontrarlo. Entre las muchas estatuas de santo que hay en las barandillas está la de san Juan Nepomuceno, un santo local que fue ajusticiado por Wenceslao IV y lanzado al Moldava después de haber sido martirizado. Hoy miles de parejas ponen su mano sobre un relieve que está a los pies del santo donde se ve la figura de Nepomuceno cuando es echado al río, ya que creen eso consolidará su amor. Sin embargo, otro punto con magia en el puente está más adelante, se trata del punto exacto donde fue arrojado al río y está marcado con una cruz, hay que poner la mano tocando con cada dedo una estrella para que se cumpla un deseo de amor. Encuentra vuelos baratos a Praga en Skyscanner.

El lago del amor en Brujas

brujas

Toda la ciudad parece hecha para enamorados, con sus canales que recuerdan Venecia, con sus palacios asomados a ellos, con sus callejas silenciosas. No hay que dejar de visitar la Plaza Mayor con la impresionante torre del campanario, desde la que obtener una vista panorámica de la ciudad. Pero el sitio más romántico está en las afueras, hacia el sur. Se trata del llamado lago del amor o Minnewater, surcado por melancólicos cisnes nevados… La leyenda no deja lugar a dudas respecto al pasado romántico que se le atribuye: una mujer llamada Minna, desconsolada por la desaprobación de su padre por su relación amorosa, huyó de su casa y se escondió en los alrededores de este lago. Según la trágica leyenda, murió en ese lugar, y su amado separó las aguas y la enterró en el fondo.

St Andrews, en Escocia

Andrews, en Escocia

Hasta ahora, esta ciudad del este de Escocia apenas era conocida por ser la cuna del golf y donde se encuentra el campo más antiguo del mundo. Pero tras el compromiso real entre el príncipe Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton se ha despertado una auténtica fiebre viajera por visitar St Andrews, donde se inició su historia de amor. Capital del antiguo Reino de Fife siempre ha sido corazón de la historia de la verde Escocia y todavía hoy se aprecia la riqueza de sus castillos, palacios, catedrales, lugares históricos… Sus principales monumentos, la catedral y el castillo, están en ruinas, pero recorrerlos, con el sonido y la vista del mar al fondo, es uno de los paseos más románticos. Naturalmente no puede faltar una visita a la la Universidad de St. Andrews donde el príncipe Guillermo y Kate Middleton, se conocieron mientras estudiaban.

El puente de Triana en Sevilla

El puente de Triana en Sevilla

Aunque la capital andaluza rebosa encanto por todas partes, parece que últimamente el lugar elegido para manifestar su amor es el puente de Triana, donde decenas de enamorados están siguiendo la moda de sellar su amor con un candado y arrojar la llave al río. La práctica nació en Italia, gracias al escritor Federicco Moccia y su novela “Tengo ganas de ti”. El puente Milvio sobre el río Tiber en la capital italiana acoge miles de candados con breves leyendas. La ciudad húngara de Pécs, que el año pasado fue Capital Europea de la Cultura tiene cientos de candados repartidos por toda ella, uno de ellos, por cierto, colocado por los Príncipes de Asturias. También en París, en el Pont des Arts, junto a la catedral de Notre Dame, aunque hace unos meses desaparecieron más de 2.000. Otras ciudades se han sumado a la moda: Bruselas, Kiev, Vilnius, Florencia, Verona, Venecia… y hasta algunas ciudades chinas. En España, además de Sevilla, comienzan a llenarse de candados el puente de Santiago en Zaragoza, la reja que circunda la estatua de Felipe III en la Plaza Mayor de Madrid, el Parque de Cabecera en Valencia… Encuentra vuelos baratos a Sevilla.

Categorías:Inicio, RankingEtiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: